La actriz de Linares Petra Martínez y el director del Festival de Málaga Juan Antonio Vigar, han celebrado un encuentro con motivo de la entrega de la Biznaga Ciudad del Paraíso. Un premio que reconoce a los imprescindibles del cine español. La actriz asegura que el Festival de Málaga tiene un glamour que le gusta mucho. “Todo el que viene, quiere repetir”, comentó la actriz.

Durante el encuentro la artista andaluza, que descubrió su pasión por la interpretación a muy temprana edad mientras leía obras de teatro, comentaba su trayectoria con el director del Festival y sus inicios con William Layton, su dios en el teatro. “Él era un profesor que nunca decía que estaba mal. Te dejaba descubrir”. Su etapa en Tábano, durante el franquismo, la define como una de las partes más importantes de su vida. “Podíamos arreglar el mundo con nuestro teatro”, añadía.

Poco a poco se consolidó como una de las actrices más importantes del panorama teatral español hasta que empezó a hacer sus primeros trabajos en la gran pantalla a las órdenes de directores como José Luis García Sánchez, Manuel Gutiérrez Aragón y Pedro Almodóvar, entre otros. Reconoce que siempre ha sido una espectadora de cine desde los seis años. “Me gusta más ver cine que hacerlo. Tiene mucho que ver con mi vida y mis gustos”. El personaje de Fina Palomares de la serie «La que se avecina» ha sido un escaparate para el conocimiento de algunos directores.

La actriz considera que la película «La vida era eso» va a marcar su vida. “He transitado por situaciones que han ayudado a Petra”. Reconoce que al principio no quería hacer la película por algunas escenas, pero habló con el director David Martín de los Santos y solventaron los desencuentros. “Él quería que fuera yo. He disfrutado haciéndola y viéndola que es aún más difícil”, comentó.

La entrega del premio se ha realizado en la noche de este 3 de junio en el Teatro Cervantes de Málaga en la Gala de Inauguración. Será su tercera Biznaga. En la primera edición del Festival de Málaga (1998), fue galardonada: “Por su excelente trabajo en conjunto” por el corto «Allanamiento de morada». En 2012, con «Libre directo» ganó la Biznaga de Plata a la Mejor Actriz en la Sección cortometrajes.