La premiada actriz iraní Taraneh Alidoosti, encarcelada por el régimen de los ayatolás tras apoyar las movilizaciones contra la imposición del velo islámico, ha sido liberada bajo fianza, según ha confirmado su familia y su abogada. «Mi cliente, la Sra. Taraneh Alidoosti, será liberada de la prisión de Evin después de pagar la fianza», publicó la letrada Zahra Minooei.

Considerada una de las máximas estrellas del cine persa, galardonada en Locarno y otros festivales internacionales por películas como «Man, Taraneh, panzdah sal daram» y protagonista de films de amplia difusión, como «A propósito de Elly» o «El viajante» (ganadora del Oscar internacional), Alidoosti fue detenida el pasado 17 de diciembre de 2022, días después de que criticara las condenas a muerte a manifestantes y opositores a la dictadura teocrática iraní.

La actriz apoyó la ola de protestas tras la muerte bajo custodia policial de la joven de 22 años Mahsa Amini, quien fue detenida en septiembre «por llevar mal puesto el velo». La propia Taraneh Alidoosti desafió a las autoridades publicando en su Instagram una foto a cabeza descubierta, sosteniendo una hoja de papel en la que estaba escrito en farsi «mujeres, vida, libertad». Unos días después, la actriz fue fotografiada de compras sin el hiyab.

El encarcelamiento de Alidoosti levantó una ola de protestas y solidaridad en todo el mundo. Los principales festivales internacionales y figuras de la talla de Alfonso Cuarón, Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Robert de Niro, Ken Loach y varios cientos más de profesionales firmaron una petición colectiva en favor de la liberación de la actriz.

Irán vive desde hace meses una inusitada ola de protestas en la que han participado cientos de miles de personas, que han desafiado las prohibiciones de manifestación y libre expresión en redes con proclamas contra el régimen. Figuras de la Cultura, el Deporte, estudiantes y ciudadanos en general las han apoyado, y a muchos les ha costado la prisión o incluso la vida. Actualmente uno de los jugadores de la selección iraní que jugó el Mundial de Catar tiene pendiente una condena a muerte.

La lucha por la libertad en Irán ha tenido desde siempre su máxima expresión en el mundo del cine y el espectáculo local. Ello ha costado la detención de cineastas como Jafar Panahi, Mohammad Rasoulof y Mostafa Al-Ahmad, el cantante Singer Shervin Kapour y el rapero kurdo de Teherán Saman Yasin.