LA ACTRIZ PROTAGONIZA EL DRAMA DE AUGUST STRINDBERG «LA SEÑORITA JULIA»

Desde este pasado 18 de mayo el Teatro Odeon de París ofrece un montaje de «La señorita Julia», de August Strindberg con Juliette Binoche como gran protagonista. La obra muestra la relación entre una joven aristócrata y el mayordomo de su padre, de una clase social inferior.

Como se sabe, «La señorita Julia» es un drama que muestra la relación imposible que mantienen Julie, una aistócrata, y Jean, el mayordomo de su padre, encarnado por el actor Nicolas Bouchaud, ambicioso y cuya revancha social le devora. A esta oposición de clases sociales se sumará la de género y la contradicción de los deseos.
En la obra de Strindberg hay una constante oposición entre atracción y repulsión que sienten al mismo tiempo ambos protagonistas. Sentimientos de dominación y sumisión, odio y fascinación que, al final, les hará sucumbir a sus pasiones.
La función, dirigida por Frédéric Fisbach, fue estrenada el pasado año en el Festival de Avignon y próximamente viajará a Londres dentro de las programaciones de las olimpiadas culturales.
Frédérich Fisbach actualiza el clásico profundizando en las relaciones actuales entre el hombre y la mujer, centradas en el deseo y en su extinción con el paso del tiempo. La historia, que revolucionó la escena teatral del s.XIX, transcurre durante la Noche de San Juan, hecho que contribuye a incrementar el aura intimista que envuelve a los personajes. La aportación de Fisbach al original pasa por la composición de un coro integrado por 15 amateurs, bajo cuya presencia los tres protagonistas terminan por destruirse.