Julia de Paz ha presentado este viernes 4 su ópera prima «Ama», con la que compite en Sección Oficial del Festival de Cine de Málaga. El largometraje está concebido como un homenaje a todas las madres reales porque es necesario desmitificar la maternidad y retratarla sin filtros, rompiendo falsos clichés, ha dicho la directora ese viernes 4 tras la presentación del filme a la prensa.

«Ama» es la historia de muchas mujeres de muchas mujeres expuestas en soledad a la maternidad, a través del retrato de una de ellas, una historia narrada a través de un guión que refleja con dureza sentimientos como el arrepentimiento y la angustia que provoca sentirse abandonada por una sociedad injusta: A Pepa y a su hija Leila las hechan de su hogar, viéndose arrastradas a encontrar un sitio donde vivir sin nada ni nadie que las ayude en su camino.

La película cuenta con una fabulosa interpretación de Tamara Casellas en su debut como protagonista, bien acompañada de la niña Leirew Martín, Estefanía de los Santos, Ana Turpín, Manuel de Blas, Pablo Gómez-Pando, Chema del Barco, María Gregorio y Carmen Ibeas en un excelente y desgarrador drama social ambientado en la costa alicantina.

“Las madres se cuestionan continuamente qué han podido hacer mal para que sus hijos hayan cometido determinados errores o hayan tomado decisiones desacertadas. Y con esta película quiere lanzarles un mensaje claro para que se libren de ese sentimiento injustificado de culpa permanente”, ha explicado Julia de Paz durante la presentación. “Lo hacéis bien, la maternidad ideal no existe. Basta de lamentos y de culpas” ha proseguido Nuria Dunya, que ha escrito el guión junto a la directora. Ambas han insistido en la importancia de abordar la maternidad como una relación humana. Y consideran que el concepto idealizado de madre debe deconstruirse para que deje de ser una herramienta del sistema que termina oprimiendo y frustrando a la mujer.

Según Tamara Casellas, «ya es hora de dejar de pensar en buenas y malas madres. Hay miles de maternidades y todas son válidas”, en palabras de la actriz que interpreta a una madre que termina desamparada en la calle con su hija pequeña, papel interpretado por la pequeña Leire Martín. Casellas ha destacado que los propios actores han formado parte del proceso creativo, que ha contado con un arduo trabajo de documentación e investigación previo. El rodaje ha estado marcado por la improvisación porque buscaban naturalidad y espontaneidad en los diálogos y en la forma de relacionarse madre e hija. “Queríamos reflejar un personaje que se equivocase, que huyese de la perfección”. Está bien que las mujeres hagamos cosas mal, han insistido. «Ama» es la adaptación del corto que lleva el mismo nombre y que fue concebido como el proyecto de fin de carrera de Julia de Paz.