John Woo nos ha estado dando noticias en las últimas semanas: tras años dirigiendo películas en China, el firmante de «A Better Tomorrow» regresaba a Hollywood para un proyecto que no podía tener mejor pinta. Su título es «Silent Night» que protagoniza Joel Kinnaman como un tipo que busca venganza en los bajos fondos de su ciudad, y además de suscribir ese regreso a la acción desenfrenada, tiene la particularidad de ser un film sin diálogos. Mudo, pero con sonidos. Ya se ha informado bastante del filme, pero lo mejor es que John Who acaba de aceptar otra oferta por parte de la industria estadounidense: Realizar un remake a partir de un clásico propio: «The Killer», estrenada en 1989.

Woo dirigió «The Killer» en plena época de esplendor del heroic bloodshed, antes de firmar «Hard Boiled» y marcharse a EE.UU. por primera vez para rodar éxitos como «Cara a cara», «Blanco humano» o «Misión Imposible II». «The Killer» (no confundir con la película que desarrolla David Fincher para Netflix con el protagonismo de Michael Fassbender) es un film de acción modélico: se centra en un asesino a sueldo (Chow Yun-fat) que durante un encargo hiere sin querer a la cantante de un club nocturno (Sally Yeh), tratando a partir de entonces de conseguir dinero para una operación que pueda curarla mientras un intrépido policía (Danny Lee) le sigue la pista. Todo termina por explotar durante un tiroteo en una iglesia considerado, con toda justicia, como una de las cumbres de Woo.

La idea de un remake llevaba tiempo por los despachos de Hollywood, y en 2018 supimos que Lupita Nyong’o podía interpretar el papel de Yun-fat. Ahora mismo no hay detalles sobre quién será el protagonista, pero IndieWire confirma que «The Killer» es uno de los próximos títulos que Universal Pictures prepara bajo el auspicio de Peacock. Esto es, su plataforma de streaming particular, que aun sin contar con tantos territorios como la competencia (en España no hay ni rastro de ella) ha tenido un primer trimestre de 2022 excelente, frente a la caída de suscriptores de Netflix. Este “crecimiento excepcional” ha animado a sus responsables de invertir en nuevos proyectos.

A la estela de «Cásate conmigo» (comedia con Owen Wilson y Jennifer López que aquí vimos en cines, pero que en EE.UU. ha supuesto un triunfo del catálogo de Peacock) sabemos de varios proyectos al margen de la nueva «The Killer», que Woo se pondría a dirigir según concluya «Silent Night». Está «Shooting Stars», centrada en la carrera de LeBron James (protagonista de un film tan denostado como «Space Jam: Nuevas leyendas») y está «Praise This», una comedia musical centrada en el coro de una iglesia, aunque la gran esperanza está en «The Killer».