El cineasta Imanol Uribe («La fuga de Segovia», «Días contados», «El rey pasmado») firma «Llegaron de noche», un apasionante thriller de denuncia política, construído a base de flash back, sobre la matanza de los jesuitas en El Salvador en la que fue asesinado, entre otros, el sacerdote y teólogo de la liberación, Ignacio Ellacuría.

Narrada en tono de thriller, la película que recoge los acontecimientos que sobrecogieron a toda una generación, es, más allá de su trasfondo político y social, una historia de personajes, de su lucha por la verdad y la justicia en un país en guerra y de su afán por superar ese momento de horror, narrado desde la perspectiva de la única testigo de los hechos, Lucía, una limpiadora de la Universidad regentada por los jesuitas, que amenazada por los militares, vive fuera de su país y sin que se conozca su paredero, para preservar su integridad física.

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil salvadoreña, seis sacerdotes jesuitas, profesores universitarios, y dos empleadas, fueron asesinados en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en San Salvador. La noticia tiene una inmediata repercusión internacional, porque además de la barbarie, entre los sacerdotes asesinados se encuentra un intelectual de prestigio, Ignacio Ellacuría.

La posición de los jesuitas de la UCA era inmejorable para mediar en un previsible acuerdo de paz y su talante sin tacha, la herramienta ideal para poner fin a una década de guerra cruenta. Inmediatamente el gobierno culpabiliza a la guerrilla del FMLN pero una testigo presencial echa por tierra la versión oficial. Se llama Lucía Barrera De Cerna y trabaja como empleada de la limpieza en la UCA. Ella ha visto quienes son los verdaderos asesinos: el ejército. Aquella mirada será clave para esclarecer la verdad y hacer justicia, pero además cambiará para siempre su vida y la de su familia.

Juana Acosta da vida a Lucía, la empleada de la limpieza que fortuitamente presenció la matanza sin que los asesinos repararan en ella. Una mujer anónima y valiente empeñada en que prevalezca la verdad. Junto a ella, el colombiano Juan Carlos Martínez en el papel de su marido y leal compañero de viaje. Carmelo Gómez encarna al Padre Tojeira, el otro protagonista vivo de la historia, siempre dispuesto a buscar el entendimiento, en defensa de la verdad y la justicia. El propio Tojeira ha colaborado en el proceso de elaboración del guion aportando detalles precisos y que contribuyen a construir una historia fiel a lo que ocurrió aquellos días. Karra Elejalde es el Padre Ellacuría, el sacerdote vasco que junto a sus compañeros de la Compañía de Jesús proclamaba la teología de la liberación dando voz a los más desfavorecidos, haciendo frente tanto a la guerrilla como a la férrea dictadura militar que gobernaba el país en aquel momento.

Con guion de Daniel Cebrián, escrito tras un exhaustivo trabajo que ha supuesto varios años de documentación, la historia de «Llegaron de noche» cobra plena actualidad tras el juicio celebrado el pasado mes de septiembre en la Audiencia Nacional y en el que el excoronel y exviceministro de Seguridad Pública de El Salvador, Inocencio Montano, uno de los militares salvadoreños implicados en el crimen, extraditado a España por EE.UU. hace tres años, resultó condenado a 133 años y 4 meses de cárcel por el asesinato de los jesuitas españoles aquella noche de 1989.

«Llegaron de noche» era una de las películas más esperadas del festival malagueño, pero, aunque muy correcta, no emociona, lo que en un tema como este, es un lastre. Además, la narración, con tanto avance y retroceso que nada aporta en una historia ya muy conocida, tampoco ayuda.

Uribe nació en El Salvador, y llegó a España con 7 años: «Mi nacimiento en El Salvador, mi educación con los jesuitas y la admiración que sentía por Ellacuría y su grupo, están en el origen de esta película» afirma. El guion ha contado con el visto bueno de la Compañía de Jesús, que ha asesorado a los productores tanto desde España como desde El Salvador. Para el director, esta es «una historia que siempre ha estado ahí, en la recámara. La historia de la única testigo de la matanza me pareció un vehículo estupendo para contar esta historia. De ahí surgió un poco la idea y fuimos a las fuentes. Fuimos a hablar con los jesuitas y con la propia Lucía, que aún vive en California».

Dado que resultaba imposible rodar en El Salvador porque peligraba la vida de todo el equipo, la película se ha rodado entre España y Colombia, con la colombiana Juana Acosta, cuyo padre fue asesinado por los paramilitares, dando vida a Lucía: La propia Acosta tuvo oportunidad de conocer a la auténtica Lucía para preparar el personaje: «Es una mujer con mucha bondad e inocencia, una buena persona de verdad. Le mueve un sentimiento de agradecimiento enorme que tiene hacia los curas. Ella dice la verdad para honrar la memoria de los padres. Conocer a Lucía fue un regalo. Se abrió conmigo y me contó todo sin pudor. Me ayudó mucho a construir el personaje, tuve tiempo para entrar en su cabeza. Leímos juntas el guion y me contaba qué le pasaba en cada momento de la historia, cuándo tuvo más miedo o más incertidumbre. Se lo agradeceré siempre», dice la actriz.

«Llegaron de noche» se estrena en los cines españoles este viernes 25 de marzo.