Según se ha sabido este martes 12, la actriz Kathy Lamkin murió a los 74 años en Texas, su estado natal, el pasado 4 de abril tras una breve enfermedad. Con un fuerte acento texano fue una de las características que impulsó su carrera como actriz de reparto en cerca de medio centenar de películas y series de televisión, donde se especializó en el fino arte de robar escenas con apariciones breves pero memorables.

Así se puede calificar su intervención en «No es país para viejos», la película de los hermanos Coen de 2007. En aquella aclamada adaptación de Cormac McCarthy, Lamkin interpretó a la gerente del parque de caravanas que consigue mantener la mirada y la compostura ante Anton Chigurh, el implacable asesino interpretado por Javier Bardem.

Lamkin ya tenía antes otro rol memorable relacionado con las caravanas. Interpretó a la conocida como Tea Lady en el remake de «La matanza de Texas» (2003) de Marcus Nispel, así como en su grotesca precuela «La matanza de Texas: El origen» (2006).

La actriz, que durante gran parte de su vida trabajó como profesora de teatro en un colegio de Houston, además de fundar y dirigir una escuela de interpretación en Pearland, también tuvo diferentes intervenciones en películas como «El experto» (Christopher Guest, 1996), «La vida de David Gale» (Alan Parker, 2003), «Kiss Kiss Bang Bang» (Shane Black, 2005), «En el valle de Elah» (Paul Haggis, 2007) o «Matrimonio compulsivo» (hermanos Farrelly, 2007). Además, en la televisión, se pudo ver a Kathy Lamkin en episodios de «Malcolm», «Nip/Tuck», «Medium», «Bones», «Boston Legal» y «Me llamo Earl».