UNA DE LAS MÁS GRANDES Y FAMOSAS ACTRICES CINEMATOGRÁFICAS, TENÍA EN SU HABER DOS OSCARS, POR «Una mujer marcada» y «¿Quién teme a Virginia Woolf?»

La actriz estadounidense Elizabeth Taylor ha muerto a los 79 años, Llevaba dos meses ingresada en el hospital Cedars Sinai de Los Angeles a causa de la insuficiencia cardíaca congestiva que le había sido diagnosticada en 2004. Además, en 1997 fue operada de un tumor cerebral. Dama del Imperio Británico (el equivalente femenino a Sir), no le gustaba nada que la llamaran Liz, pero fue su diminutivo el que quedó para la leyenda.

Elizabeth taylor había nacido en Londres el 27 de febrero de 1932 de padres norteamericanos. Su madre había sido actriz de joven; un amigo de la familia, ante la notable belleza de la niña, sugirió que la llevaran a una prueba para el cine. Tanto impresionó a los ejecutivos de la Universal que salió con un contrato en la mano y a los diez años ya había rodado su primera película: «La cadena invisible” (1942). Fue el inicio de una carrera salpicada de grandes interpretaciones y numerosos escándalos amorosos. Nominada al Oscar por «El árbol de la vida», «La gata sobre el tejado de zinc» y «De repente el último verano», finalmente lo conseguiría por «Una mujer marcada» y «¿Quién teme a Virginia Woolf?»
a los 22 años es considerada ya como una de las actrices más bellas del mundo. Insistió más de una vez que nunca pretendió ser una apacible ama de casa. Tampoco su trayectoria sentimental fue tranquila, fue una de las mujeres que ostentó una de las más concurridas listas de matrimonio, con ocho, siendo Richard Burton, con el que se casó dos veces, el gran amor de su vida.
Entre sus películas más inolvidables, adeás de las citadas, , «El padre de la novia» y su secuela «El padre es abuelo», de Vincente Minnelli, «Mujercitas», «Un lugar en el sol», «Gigante», «Cleopatra», «Castillos en la arena», «La mujer indomable», «Reflejos en un ojo dorado», «La mujer maldita», «Ceremonia secreta», «Ana de los mil días», «Bajo el bosque lácteo», «Miércoles de ceniza», «El pájaro azul» o «El joven Toscanini»
En 1985, tras la muerte de su amigo Rock Hudson a causa del SIDA inició una cruzada en favor de esta enfermedad, y ese mismo año creó AMFAR, una organización que obtiene suculentas y millonarias donaciones procedentes de sus más célebres amigos y conocidos.
Gran amiga también de Montgomery Clift hasta su muerte en 1966, cuando Monty tuvo aquel gravísimo accidente de coche que desfiguró para siempre su cara, acababa de salir de una fiesta en casa de Liz y fue ella la primera en llegar allí y también ella misma la que sacó al actor, uno a uno, los dientes de la garganta que estaban a punto de ahogarle. Otra amistad masculina del alma, y bien conocida, la del cantante Michael Jackson. Muy interesada siempre en acontecimientos socioculturales, Liz era una de las habituales del mítico «Studio54” de Nueva York.