El pasado viernes 17 de junio falleció a los 65 años el crítico y divulgador cinematográfico Tony Partearroyo. Según ha recordado Marta Partearrollo, Tony nació en Madrid el 8 de julio de 1957. Cursó estudios de medicina, con especialidad en psiquiatría, pero como le gustaba recordar citando «Arrebato», no era a él a quien le gustaba el cine, sino al cine a quien le gustaba él. Tras conseguir sorprender en varios festivales de cine con su ópera prima como director, el cortometraje «Negro cotidiano» (1979), comenzó a dedicarse profesionalmente a la crítica y al análisis cinematográfico. Durante los ochenta ejerció como guionista de programas de televisión especializados como el mítico Fila 7 de Televisión Española (1982-1985), gracias al cual tuvo la oportunidad de entrevistar a grandes personalidades del mundo del cine clásico y de autor. También dirigió «La esencia» (1982), adaptación de un cuento de Roald Dahl donde la comedia se mezclaba con lo insólito, y a partir de la segunda mitad de la década se dedicó a hacer crítica de estrenos en El País. Antes de apartarse de la profesión, fue uno de los redactores del programa Magacine, de Canal+.

Partearroyo publicó también diferentes libros, entre ellos «Gregory La Cava», sobre el mítico director estadounidentes, coordinado por Partearroyo, publicado entre el Festival de Cine de San Sebastián y la Filmoteca Española, con motivo del ciclo dedicado al cineasta por el festival donostiarra, «Conocer a John Sayles» o «Tras la pista de Billy Wilder».