El actor y director prepara para Netflix, «Good Morning, Midnight», adaptación cinematográfica de la novela de Lili Brooks-Dalton, que él mismo dirigirá y protagonizará

El actor y director George Clooney ha visitado esta semana la isla de Tenerife en busca de localizaciones para su nuevo proyecto cinematográfico para la plataforma estadounidense de distribución de contenidos Netflix, «Good Morning, Midnight», adaptación cinematográfica de la novela de Lili Brooks-Dalton, que él mismo dirigirá y protagonizará.

El guion de «Good Morning, Midnight» corre a cargo de Mark L. Smith. La historia recuerda lejanamente a la de la película cubana «Sergio & Sergei», del cubano Ernesto Daranas. Tras varios años sin trabajar, Clooney vuelve para para estar a ambos lados de la cámara. Se trata de una novela publicada en 2016 acerca de un relato postapocalíptico que sigue las historias paralelas de Augustine (Clooney), un científico solitario en el Ártico, y un astronauta a bordo de la nave espacial Aether, que está tratando de regresar a casa a la Tierra, con quien Augustine intenta hacer contacto.

Por ello, Clooney ha sido visto en el Parque Nacional del Teide y el Observatorio del Instituto de Astrofísica de Canarias con su equipo y también ha aprovechado para probar la gastronomía local.

El actor se despidió al día siguiente de la isla con la frase «See you soon» («Nos vemos pronto») porque volverá el próximo mes de octubre a Tenerife, cuando comience el rodaje.

El archipiélago canario está de moda en Hollywood y es que este año también recibirá la visita de Marvel para el rodaje de «Los Eternos», protagonizada por Angelina Jolie. Múltiples películas internacionales eligen Canarias para rodar por su buen tiempo durante todo el año, pero también influye que las islas tienen el incentivo fiscal a la producción audiovisual más potente de Europa.

George Clooney dirigió su último proyecto como cineasta en el año 2017, «Suburbicon: Bienvenidos al paraíso», que resultó un fracaso tanto para la crítica como comercialmente. En su faceta de actor no ha estado demasiado activo, aparte de sus anuncios para Nespresso. Su último protagonismo cinematográfico fue hace tres años, en «Money Monster», otro título que no funcionó bien, y en televisión la miniserie «Catch-22», que se estrenó en la plataforma Hulu la pasada primavera.