El cine y la televisión despide al actor Michael Nader, quien ha fallecido a la edad de 76 años. El actor, que llevaba ya más de 40 años desarrollándose en el mundo de la interpretación, murió de cáncer el pasado lunes 23 de agosto, tras solo 10 días de haber recibido el diagnóstico de una variante de la enfermedad que no podía ser tratada. La estrella de «Dinastía» fue mundialmente reconocida por su papel de Dex Dexter en la serie, así como sus roles en «All my children» y «Flash».

«Con el corazón lleno de pesar, comparto la noticia del fallecimiento de mi amado Michael. Tuvimos 18 maravillosos juntos y con los muchos perros que acogimos y adoptamos», ha dicho su mujer Jodi en un comunicado. «Recientemente, Michael estaba muy emocionado de reconectar con sus amigos del casting de «Dinastía» y también estaba trabajando en un libro sobre su vida y adicción en el momento de su muerte. Era un hombre hermoso y fascinante con muchos talentos y habilidades. Lo echaré de menos eternamente», continúa. Además, en el comunicado habla sobre lo repentino que fue el diagnóstico y lo duro que fueron los días después de saber que padecía cáncer: «Fue diagnosticado con una forma no curable de cáncer el viernes 13 y falleció 10 días después conmigo y su mejor amigo peludo Stone a su lado. Su muerte y diagnóstico fue repentino e inesperado y yo nunca había experimentado tal agonía viendo a mi alma gemela morir frente a mis ojos».

En el resto del comunicado, Jodi honra la memoria de su marido y afronta la dificultad de esta nueva etapa donde tendrá que acostumbrarse a su ausencia. «Fue querido por tantos y atesoraba a sus fans, pues contestaba a todas sus cartas y correos electrónicos. Es difícil imaginarme una vida sin su hermosa y maravillosa presencia, alegría y risa», finaliza.

Michael Nader nació en Los Ángeles y comenzó a trabajar en la interpretación en su adolescencia, cuando consiguió su primer rol en la película «Beach party» en 1963. Después de figurar en varias películas con papeles secundarios, participó en la serie «Gidget» durante un año y finalmente se unió al reparto de «Dinastía» en 1983. Más adelante continuó su carrera con la serie «All my children», fue protagonista en «Ley y orden» y en «Cold Case».