la actriz negra, activista del movimiento por derechos civiles en EE.UU., fue nominada al Oscar por «American Gangster»

La actriz Ruby Dee, que desplegó su talento en el cine, el teatro y la televisión, falleció a los 91 años en la noche del pasado miércoles 11, según ha desvelado un amigo de la familia. En el momento del fallecimiento, la intérprete se encontraba rodeada de su familia. Murió de causas naturales, especificó una portavoz de la familia: «Tuvo la bendición de gozar de una larga vida».

Ruby Dee fue una actriz negra que se convertió en una figura notable del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, y fue nominada al Oscar en 2008 por su papel en la película «American Gangster», de Ridley Scott. En su filmografía destaca también su papel en «Fiebre salvaje» (1991), dirigida por Spike Lee.
La actriz tuvo también una importante trayectoria en la pequeña pantalla, donde hasta en seis ocasiones fue candidata al Emmy hasta que lo logró en 1991, gracias a la película rodada para televisión «Decoration Day».
Dee estuvo casada con el también actor Ossie Davis durante 56 años, hasta la muerte de él en 2005. Actriz muy distinguible por su corta estatura, logró romper los estereotipos asociados a los intérpretes de raza negra desde que comenzó su longeva carrera, que se extendió durante siete décadas, allá por los años 40. En el momento de su muerte seguía en activo.