En 1924 la empresaria cultural Francisca Pavón, una mujer pionera en los negocios, levanta con esfuerzo y mucho bolsillo el Teatro Pavón. Pavón confío en el arquitecto Teodoro de Anasagasti, quien proyecta uno de los primeros edificios art decó de Madrid en la calle Embajadores, 9. El estreno del teatro, en 1925, supuso un evento clave para la sociedad madrileña ya que el Pavón fue inaugurado por los monarcas Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg. Ese 11 de abril comenzó la historia de un teatro que ha vivido con los tiempos, comenzando como una de las salas más importantes de Madrid. En sus tablas actuaron los grandes artistas de la época, hasta convertirse en un escenario de variedades al final de la Guerra Civil. Fue en sus tablas desde donde Miguel de Molina fue sacado a rastras para ser apaleado por tres desconocidos “por rojo y maricón”, según él mismo cuenta en sus memorias. En esa época actuaron, además, otros grandes como Manolo Caracol, Antonio Molina, La Gitana Blanca o La niña de los peines.

Después se convertiría en un cine de barrio, pero nunca dejó del todo de lado su actividad teatral. En los años 80 otra mujer, Carmen Troitiños, intentó reabrirlo. Troitiños consiguió que actuaran figuras de la talla de Vittorio Gassman o José Luis Gómez, o que se presentara por primera vez en Madrid Josep María Flotats. En 1986 el Pavón vuelve a hacer historia estrenando “La última luna menguante”, la primera obra que expuso en España la problemática del SIDA. Por su parte, Pilar Miró llevó en los 90 el Pavón al
cine, usándolo como escenario para la película “Beltenebros”. En los 2000 el actor y director teatral José Maya, junto a la actriz Amaya Curieses, compra el teatro con el objetivo de que no muera. Se realizóuna rehabilitación integral, apostando por la recuperación de elementos originales y mostrando toda la historia arquitectónica del espacio. Maya estrena entonces “El condenado por desconfiado”, de Tirso de Molina, recuperando un texto clásico poco conocido del barroco español. Posteriormente el Centro Dramático Nacional estrena La misma historia, de Pedro Manuel Víllora. En otra de sus innumerables vidas, fue también la sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico durante 13 años.

El penúltimo uso del Pavón se lo ha dado la compañía de Miguel del Arco, Kamikaze Producciones, renombrando el espacio como Teatro Pavón Kamikaze. Un proyecto cultural que consiguió el Premio Nacional de Teatro en 2017, pero que se vio obligado a cerrar por dificultades económicas a principio de 2021. Ahora comienza una nueva etapa bajo la gestión y dirección compartida de Teatro Pavón SL y Vértigo360. Vértigo 360 creada por Gonzalo Pérez Pastor, John Varo, Gema Pato y Adrián Miranda. Junto con el dueño del teatro, Pepe Maya, abre las puertas del Pavón con el proyecto de seguir manteniendo viva la cultura.

En esta nueva etapa, el teatro renace gracias a Teatro Pavón SL y Vértigo360, dos empresas encabezadas respectivamente por José Maya, actor, director y productor de teatro que inició su andadura en 1981 con el propósito de recuperar a los clásicos, y Gonzalo Pérez, director, productor, dramaturgo y distribuidor de espectáculos. Ambos buscan mantener la esencia de este icono de las artes escénicas aportando un nuevo estilo editorial y de programación.

La primera gran apuesta del equipo será la reapertura del teatro con la primera edición del Festival Flamenco Pavón que arranca el próximo miércoles 15 de septiembre y en el que se darán cita grandes artistas del panorama flamenco a nivel nacional e internacional. En el cartel figuran grandes nombres como Antonio Canales, Lole Montoya, José Maya, Mayte Martín, Pastora Galván, Montse Cortés, La Tana, El Pele y Angelita Montoya. Le seguirá el turno “Capullas? El musical” y el espectáculo “Yo soy el que soy” del violinista Aaron Lee, tras el que está programado el Festival Internacional de Jazz de Madrid.

La oferta del Teatro Pavón se ampliará con distintos ciclos teatrales, conciertos, tributos, monólogos, teatro clásico y de autores
contemporáneos… incorporando así, como novedad, el teatro musical y la música en directo. Con esta nueva línea se pretende ofrecer una programación más variada que dé cabida a numerosos estilos teatrales y atraiga a públicos diversos. Este gran proyecto cuenta con el apoyo y colaboración de Fever, la plataforma líder en descubrimiento de entretenimiento.

Además del propio Teatro Pavón se recuperarán otros espacios como el famoso AMBIGÚ del teatro, de estilo art decó, en el que, además de poder ir a “tomar algo” se habilitará la representación de espectáculos teatrales de pequeño formato; o la sala de ensayo. A partir del próximo 15 de septiembre, el Teatro Pavón renace con el objetivo de seguir manteniendo viva la cultura.