La directora de cine zaragozana Pilar Palomero ha recibido este domingo el Premio Málaga Talent del 27 Festival de Málaga, que se concede en colaboración con La Opinión de Málaga. El galardón se ha entregado esta noche en el Teatro Cervantes, en una gala conducida por la presentadora Celia Bermejo. Este premio reconoce la mirada de la autora de películas tan aclamadas como «Las niñas» (2020) -Biznaga de Oro a mejor película en el 23 Festival de Málaga- o «La maternal» (2022).

Pilar Palomero ha estado acompañada en el escenario del Teatro Cervantes por compañeros, amigos de profesión y familiares: las actrices Natalia de Molina, Zoe Arnau, Carla Quílez y Andrea Fandos; el actor Antonio de la Torre; la productora Valérie Delpierre; y la madre y los hermanos de la homenajeada.

«Con tan sólo dos películas nos has traído un universo nuevo, has dado voz a temas que habían estado silenciados. Es increíble la capacidad que tienes de crear magia delante de una cámara y cómo los espectadores nos quedamos anonadados con todas las verdades que consigues mostrar. Como espectadora te ansío, como compañera te celebro y como mujer te venero. Enhorabuena Pilar y muchas gracias», ha declarado delante de todos los asistentes la actriz Natalia de Molina.

Tras las emotivas palabras de sus compañeros de profesión, Palomero ha subido al escenario y ha recibido el Premio Málaga Talent de mano de su hermana. Ha querido agradecer uno a uno a todos sus compañeros y amigos por haberla acompañado en este día tan especial. También ha querido agradecer al Festival y a su familia: «Este premio lo recibo, sobre todo, pensando en las películas que están por venir. He pensado mucho en ellas, no en temas, presupuestos o resultados, sino en cómo me gustaría que se armaran, en el equipo del que me voy a rodear».

Pero, sobre todo, ha utilizado su altavoz para lanzar un mensaje de bondad: «Un rodaje puede ser un proceso traumático. Esto es lo que pensaba antes y me baso en experiencias propias, es un sentimiento totalmente genuino. Me encontré en un trabajo hostil, con pocas mujeres o ninguna. Por eso, mi primer rodaje como directora lo afronté con mucha ilusión, pero también con temor. Lo bueno es que he formado un equipo lleno de personas con talento y, sobre todo, bondad», ha afirmado una emocionada Pilar Palomero.

Por último, ha querido finalizar con un mensaje de agradecimiento a sus padres y al Festival: «Muchas gracias al Festival, a mi familia, en especial a mis padres. Estoy muy feliz, voy a celebrar este premio y lo recordaré para siempre».