Eduard Fernández, el protagonista de la exitosa serie de Alex de la Iglesia en HBO, «30 monedas» y ganador de tres premios Goya, regresa de nuevo a las plataformas, esta vez a Amazon Prime, con el rodaje del remake de la emblemática serie de terror del director y realizador de Televisión Española Chicho Ibáñez Serrador, «Historias para no dormir», que contará como la original con historias independientes. La primera, donde interviene el actor catalán, es «La Broma», dirigido por el cineasta Rodrigo Cortés («Luces Rojas»).

Fernández encabeza un elenco en el que también participan Nathalie Poza (nominada al Goya en la presente edición a mejor actriz Secundaria por «La boda de rosa») y Raúl Arévalo (ganador de tres premios Goya entre ellos al de mejor interpretación masculina por «Gordos»). Todos forman un triángulo de personajes dispuestos a traicionarse entre sí conforme a sus intereses personales.

La adaptación del relato -que ya ha comenzado a rodarse esta semana en diferentes localizaciones de la Comunidad de Madrid- está basado en la historia de Cintia, una mujer que planea asesinar a su marido, un pesado bromista, con la ayuda de su amante. Esta primera entrega de la serie se define como un thriller de intriga y comedia negra considerado «tanto un divertimento cinematográfico como una historia de diálogos, personajes y atmósfera que provocará en el espectador más de una risa culpable, mostrando que la codicia —como cualquier otra pulsión humana— puede ser terrible y cómica a la vez».

Las nuevas «Historias para no dormir», gestadas por la productora del difunto Ibañez Serrador e Isla Audiovisual, buscan ser una reelaboración y reimaginación libre de la producción original de TVE en los años 60. Por el momento contará con cuatro únicos capítulos, todos ellos independientes y con diferentes realizadores. Los otros tres serán «El doble» (Rodrigo Sorogoyen), «Freddy» (Paco Plaza) y «El Asfalto» (Paula Ortiz).

La serie original, grabada en blanco y negro a mediados de los 60, con dos temporadas, tuvo una tardía secuela, ya en los 80, que sólo sumó cuatro episodios, y en 2005 se intentó -con el apoyo de la privada Tele 5- hacer una serie pero de largometrajes, «Películas para no dormir», dirigidos por Mateo Gil, Jaume Balagueró, Paco Plaza, Enrique Urbizu; Alex de la Iglesia y el propio Ibañez Serrador, que apenas se difundieron.

Rodrigo Cortés adquirió fama internacional gracias a su segunda película, «Buried», rodada completamente dentro de un ataúd y protagonizada por Ryan Reynolds, que conmocionó a la crítica y al público de todo el mundo tras su presentación en el Festival de Sundance de 2010; con «Luces rojas» (2012), protagonizada por Robert de Niro, Sigourney Weaver y Cillian Murphy, también obtuvo amplia difusión, como «Grand Piano» (escrita por Damien Chazelle y protagonizada por Elijah Wood y John Cusack). Uno de sus trabajos más recientes ha sido «Blackwood», estrenada en todo el mundo en agosto de 2018, y protagonizada por Uma Thurman y Anna Sophia Robb.