Billy Wilder, cuya filmografía está llena de obras maestras y es una de perfectas de la historia del cine, con obras que van de «Perdición» a «Con faldas y a lo loco» pasando por «El crepúsculo de los dioses», «El apartamento» o «El gran carnaval», cuya penúltima película, «Fedora», fue un fracaso mundial salvo en España, donde estuvo más de un año ininterrumpido en cartel en la pantalla del cine Albéniz. Protagonizada por William Holden en 1978, tuvo un rodaje muy convulso, con Marlene Dietrich y Faye Dunaway apartándose de esta propuesta de “cine dentro del cine” en favor de Marthe Keller.

Stephen Frears ha pensado que la historia de este film es lo bastante interesante como para recrearla, en un próximo título que se titularía «Wilder & Me». World of Reel se hace eco del proyecto, así como de un elenco de lo más atractivo. Maya Hawke sería Carlista, una música cuyo trabajo en Fedora le cambiará la vida, mientras que Jon Hamm sería William Holden y John Turturro encarnaría al guionista I.A.L. Diamond, hombre de confianza de Wilder y coguionista habitual. Wilder, por su parte, sería interpretado nada menos que por Christoph Waltz.

Waltz, ganador de dos Oscar gracias a «Malditos bastardos» y «Django desencadenado», ha sido visto en los últimos años como un villano recurrente de las películas de James Bond. Frears, por su parte, es un cineasta que tiene grandes títulos en su haber como «Mi hermosa lavandería», «Las amistades peligrosas» o «Alta fidelidad». Este último título supone una adaptación muy recordada de la novela de Nick Hornby, con quien había vuelto a trabajar hace poco para desarrollar su miniserie «State of the Union» basándose en el libro del mismo título.

Aún así sus últimos años, al igual que Wilder, no han sido tan ilustres. «La reina Victoria y Abdul» ha sido el film que más ha dado que hablar sobre Frears, muy lejos de su etapa de esplendor. «Wilder & Me», que aún está en una fase prematura de preparación, podría ser su regreso por todo lo alto.