Como hacer un largometraje con solo 5.000 euros en el bolsillo

Frente a las grandes producciones, el cineasta Jorge Naranjo (Sevilla, 1976) aporta «ganas, muchas ganas» y unos 5.000 euros de su propio bolsillo -y del de algunos amigos- para dar el salto a la gran pantalla con su ópera prima «Cásting». Tras rodar varios cortos bajo este mismo nombre y mientras trabaja para algunas series y programas de televisión, este joven sevillano ha decidido cumplir su sueño y rodar un largo exclusivamente en formato digital.

El rodaje empezó a principios de septiembre en Madrid, concretamente, en la Tabacalera de Lavapiés, un centro social que cuenta con «multitud de espacios diferentes» y que es el lugar donde se celebrará el casting ficticio que sirve como eje narrativo de toda la película. «Realmente no es una película sobre el mundo de la interpretación o de los actores, sino sobre las relaciones emocionales, lo que ocurre es que la excusa, el motor de este cruce de historias, es un casting», cuenta emocionado Naranjo. Los protagonistas son Javier López, Esther Rivas, Ruth Armas, Ken Appledorn, Marta Poveda, Nay Díaz y Beatriz Arjona.
Precisamente porque este casting «no deja de ser en el fondo una entrevista de trabajo para gente que está en el paro y que, aparte del paro, tiene otros problemas que son incluso mayores», Naranjo cree que su largo puede «conectar» con el público, sobre todo, con el más joven. «Espero que se identifiquen con las historias, ojalá», agrega este sevillano afincado en Madrid desde hace siete años.
Según sus cálculos, y teniendo en cuenta que Naranjo quiere montar el filme «sin prisas y bien», el estreno de «Casting» está previsto para el verano de 2012. De este modo, la película podría empezar a circular por festivales a partir del mes de septiembre e incluso podría estar lista para llevarla al Festival de San Sebastián del año que viene, una de las metas de este cineasta que se ha lanzado a producir él mismo el largo porque reconoce que prefería «lanzarse a la calle a rodar y no tener que esperar los plazos y tiempos arcados por la Administración, que a veces son muy largos».
Aunque pese a que su humilde presupuesto, «que parece casi de cachondeo», el equipo de rodaje «está comiendo bien» mientras ruedan estos días en la capital de España y que incluso ha podido darlos de alta en la Seguridad Social para que estén cotizando.