AL IGUAL QUE «VERANO 1993», ESTÁ TAMBIÉN INSPIRADA EN HISTORIAS PERSONALES DE LA DIRECTORA

Carla Simón («Verano 1993») prepara «Alcarràs», película inspirada igual que la anterior, en una historia personal, Aquí, una familia campesina ve como el nuevo propietario de las tierras en las que viven cultivando melocotones, les pide que abandonen el cultivo para instalar en ellas paneles solares.

«Alcarràs es un pueblo pequeño en la Cataluña profunda. Allí vive la familia de mi madre. La película cuenta la historia de la gran familia Solé, que cultiva una enorme extensión de tierra cubierta de melocotones. Un día, se levantan y reciben una mala noticia: el propietario de la tierra que han cultivado durante generaciones ha muerto. Su hijo y heredero quiere que abandonen el negocio agrícola para arrancar los árboles e instalar paneles solares”, dice Simón, que está escribiendo el guion junto a María Zamora.

La directora recuerda como «después de viajar mucho con «Verano 1993”, recibí propuestas muy prometedoras para dirigir guiones escritos por otros. Sin embargo, intentaba ser muy honesta con lo que quería narrar, y me di cuenta de que lo que me motiva, lo que me apasiona de verdad, es mi familia y sus historias. Necesito sentir que mis personajes y temas me importan de verdad. Así que me pareció natural seguir en el mismo terreno”.

La película, de la que aun no hay reparto designado, servirá también para reflexionar sobre temas como la agricultura en el siglo XXI, las relaciones de familia y la importancia de la unidad familiar, o el conflicto entre la tradición y el cambio: «Poco a poco, nuestra imaginación se puso en marcha, y la historia que ahora estamos escribiendo es bastante diferente a la de mi familia. Supongo que así es el proceso creativo, así es como fluye”, afirma Carla Simón.