Avalada por el hispanista y especialista en Lorca, Ian Gibson, «Bernarda y Poncia» cuenta lo que pasó tras la muerte de Adela en La casa de Bernarda Alba.»Bernarda y Poncia» es una de las nuevas obras que están triunfando en el espacio off del Teatro Lara. Escrita por Pilar Ávila, que también interpreta a Bernarda, y dirigida por Manuel Galiana, estamos ante un spin-off de la obra lorquiana de «La Casa de Bernarda Alba».

A Pilar Ávila le acompaña en el escenario Pilar Civera como Poncia, la criada de Bernarda Alba. La obra se desarrolla 8 años después de la tragedia que se cuenta en el drama lorquiano. A lo largo de la obra las dos mujeres hablarán, se echarán cosas en cara y aprenderemos más de lo que hay detrás de ambas figuras marcadas por la tragedia familiar y que desvela en un caluroso día de verano los secretos que se guardan ambas mujeres en eterno luto. ¿Qué pasó con el resto de hijas de Bernarda? ¿Dónde está Martirio? ¿Qué esconden de aquella trágica noche? ¿Todo es lo que parece en esa casa? A la vez, aprenderemos sobre lo que ha pasado al resto de las hijas de Bernarda y cómo lo acontecido les cambió la vida a todas para siempre.

La acción se encuadra 8 años después de la muerte de Adela, hija menor de Bernarda Alba, transcurre durante doce horas de un día de verano, entre el amanecer y el atardecer, donde diálogo a diálogo de nuestros personajes se van desvelando los secretos de una familia marcada por la tragedia. Resolviendo los conflictos que existen entre los personajes, hasta volcar las emociones una sobre la otra, desde una edad temprana hasta la ancianidad.

La obra tiene una duración de 80 minutos y se representa a las 19:30 horas de la tarde en la sala Lola Membrives del teatro hasta el 12 de octubre.