Arantxa Echevarría ya dirige «La infiltrada», su nuevo largometraje basado en la historia de Aranzazu Berradre Marín, pseudónimo de la policía nacional que consiguió infiltrarse en ETA durante 8 años. Carolina Yuste se pone en la piel de Berradre y Luis Tosar la acompaña interpretando al policía al mando del operativo.

Con tan solo 20 años, fue, no ya la única mujer, sino el único miembro del cuerpo policial que convivió con la banda terrorista logrando la desarticulación del comando Donosti. «Cuando mis productoras me hablaron de Aranzazu, inmediatamente mi mente se trasladó a los años 90, a ese País Vasco descerrajado, donde las últimas bocanadas de un conflicto ya sin sentido seguían acumulando víctimas inocentes», desvela Arantxa Echevarría. «Vi a esa chica, una policía novata, infiltrada en un mundo de asesinos donde un solo error significa la muerte». Berradre era una funcionaria de la escala básica de la Policía Nacional, que fue seleccionada por un comisario de Información convencido de que había que infiltrar una mujer en los círculos radicales de la capital guipuzcoana.

Se trata de una historia de personajes, pero también una historia de acción y todo un retrato psicológico, que sigue la evolución de su protagonista durante ocho años para ganarse la confianza de la banda bajo la tensión de ser descubierta, la presión de la infiltrada y de la persona al mando del operativo dentro de la policía nacional.

«La infiltrada» es una producción de Bowfinger Int. Pictures, Beta Fiction Spain (BFS), Esto también pasará e Infiltrada LP AIE, en asociación con Filmfactory Entertainment, con la participación de Atresmedia Cine, EITB y Movistar Plus+ y Crea SGR y con el apoyo del ICAA.