- EL MUNDO SEGÚN BARNEY -
FICHA TÉCNICA
FOTOS
elmundosegunbarney-cartel.jpg

Título Original: Barney`s Version
Año: 2010
País, género y duración: Canadá - Italia. Comedia. 134 min.
Director: Richard J. Lewis
Guión: Michael Konyves, basado en una novela de Mordecai Richler.
Música: Pasquale Catalano
Intérpretes: Paul Giamatti, Rosamund Pike, Rachelle Lefevre, Dustin Hofmann, Minnie Driver, Scott Speedman, Macha Grenon, Paul Gross, Atom Egoyan, Mark Camacho, David Pryde, Paula Jean Hixson, Mark Addy, Marica Pellegrinelli, Thomas Trabacchi, Clé Bennett, Domenico Minutoli, Massimo Wertmüller, Saul Rubinek, Howard Jerome, Sam Stone, Burney Lieberman, Morty Bercovitch, Pauline Little, Harvey Atkin, Linda Sorenson, Robin Kazdan, Maury Chaykin, Larry Day, Sheila Hymans, Len Richman, Howard Rosenstein, Ted Kotcheff, Brittany Lee Drisdelle, Anna Hopkins, David Cronenberg, Kyle Switzer, Rebecca Croll, Steve Bienstock, Arthur Holden, Zack Kifell, Simone Richler, Bruce Greenwood, Jake Hoffman, Denys Arcand, Arthur Grosser, Pascale Bourbeau, Ellen David, Katia Di Perna, Marina Eva, Sandra Lavoie, Harry Standjofski, Ivana Shein, Mélanie St-Pierre, Tarah Schwartz y Richard Lewis.

elmundosegunbarney1p.jpg

elmundosegunbarney2p.jpg

elmundosegunbarney3p.jpg

elmundosegunbarney4p.jpg

elmundosegunbarney5p.jpg

elmundosegunbarney6p.jpg

elmundosegunbarney7p.jpg

elmundosegunbarney8p.jpg

elmundosegunbarney9p.jpg

elmundosegunbarney10p.jpg

SINOPSIS
Barney Panofsky (Paul Giamatti) es un hombre aparentemente corriente que tiene una vida extraordinaria: está su primera esposa, Clara (Rachelle Lefevre), un ser libre, de flagrante infidelidad y roja cabellera con quien Barney vive brevemente en Roma. La segunda Sra. P (Minnie Driver) es una princesa judía riquísima que no hace más que ir de compras y hablar, sin darse cuenta de que Barney no la escucha. En la misma fiesta de esa suntuosa boda, Barney conoce y empieza a perseguir a Miriam (Rosamund Pike), su tercera esposa, la madre de sus dos hijos y el amor de su vida. Con su padre Izzy (Dustin Hoffman) como compañero de aventuras, Barney nos hace pasar por las muchas subidas y unos cuantos bajones de su larga y colorida vida. No sólo resulta que Barney es un romántico impenitente, sino que además es capaz de actos de galantería furtiva, de generosidad y bondad cuando todos –él menos que nadie– lo esperamos.
COMENTARIO
Lo que parece que Barney quiere contar es, ni más ni me nos, que la vida y milagros de un hombre cualquiera, con sus luces y sus sombras; el problema surge cuando compro bamos que se detiene más, mucho más, en los milagros (casi todos suyos) que en la vida misma. Y así, este productor boyante y con gran opinión sobre sí mismo se lanza a repasar en plan muy ameno su juventud, sus amistades y desde luego sus tres matrimonios; con todo lujo de detalles, tantos que el espectador, mitad entretenido y mitad desorientado, busca en vano el hilo conductor…, hasta que acaba por preguntarse una y otra vez “…sí, pero qué más?”, en vista de que el bueno de Barney, el brillante, el simpaticón, no llega a ningún puerto. Así que el gran fallo de la película no es su personaje (sustancialmente lo mejor, con Giamatti al frente, claro) lo malo es su desproporción, ese afán por detallarlo todo, Roma y su archimanida vida bohemia, las caricaturas de las primeras esposas, la muerte del amigo… hasta que de repente descubrimos que nos hemos reído, sí, pero que esto va de un dramón.Acabáramos: Barney nos ha entretenido y, sobre todo, nos ha despitado aunque, para ser exactos, el que de verdad anda algo perdido es Richard J. Lewis, el director, que no sabe muy bien qué hacer con, en principio, un guión sustancioso. Cuenta y cuenta sin cuento, hasta que se le atropella todo. Menos mal que, por contar, cuenta también con un prodigio llama do Paul Giamatti, que le salva del mal trago. Resumiendo: que “El mundo según Barney” es Giamatti y cuatro o cinco buenos golpes de adorno.
PREMIOS
Nominada al Oscar al Mejor Maquillaje.
Globo de Oro a la Mejor Interpretación Masculina en Comedia o Musical (Paul Giamatti)
Premio del Público de la Sección Zabaltegi del Festival de San Sebastián.
Por: María José Sánchez Lerchundi