logotipo
Monday, May 20, 2019
                   
   Minimize

Teatro | Crítica | 08/03/2019

DULCE VOZ DE DULCE CHACÓN
El monólogo “La voz dormida”, con una sensacional Laura Toledo, se representa en el Bellas Artes de Madrid

“La voz dormida” es una impresionante novela de Dulce Chacón que ha tenido un largo recorrido. Benito Zambrano llevó al cine en 2011 la historia de Pepita Patiño, y ahora la ha recuperado la actriz Laura Toledo, con un monologo que se representa en el Teatro Bellas Artes de Madrid, y que posteriormente saldrá de gira a Albacete y Rivasvaciamadrid, entre otros sitios.

lavozdormidateatro.jpg“La voz dormida” es un colosal, dolorido, esperanzador y deslumbrante poema escénico. Pero es, claro, y sobre todo, teatro. Porque la joven actriz sevillana Laura Toledo llena el escenario en este monólogo estremecedor y emocionante: con talento, con un dolor que le sale de dentro y nunca parece fingido, sino auténtico, con la expresión de sus ojos, ojos de mar, llenos de lágrimas, lágrimas de lluvia que no parecen surgir de la ficción sino de sus entrañas. Es impresionante la interpretación de Laura Toledo que, decíamos, llena el escenario del Teatro Bellas Artes de Madrid, y lo hace al estilo de las grandes y ya consagradas actrices, como Nuria Espert o Carmen Machi, con las que ella, pese a su juventud, ha competido recientemente por un premio teatral.

Pepita Patiño, la protagonista de esta historia, tiene miedo. Pero vence al miedo. “Somos como animales, el miedo nos hace listos”, dice. Y el destino la lleva a enamorarse –“es guapo el tío”- de Paulino, apodado "El chaqueta negra", líder comunista en la clandestinidad, en el exilio, y posteriormente encarcelado. Pepita puede visitarlo una vez al año en la prisión de Madrid, en ese Madrid absurdo y hambriento de la postguerra. Ella ahorra dinero durante todo el año para viajar ese día de Córdoba a Madrid. Para esas pocas horas. Para esos minutos. Pero después no permiten que lo vea. Entre ambos no hay vínculos familiares. Entre ellos sólo hay amor. “El dinero que yo me gasté para el viaje, con lo que lo hubiera necesitado para otras cosas”, dice Pepita. Pero Pepita y Paulino se casarán “como Dios manda” cuando ella tiene ya 42 años. Pepita nunca quiso saber nada de política. Aunque la política la persigue. “A mí el Partido no me ha traído más que desgracias”, exclama. “Yo no soy del Partido, yo soy de los demás”, añade.

Dulce Chacón publicó esta novela en 2002, fue libro del año, ella vivió intensamente durante aquellos meses la gloria literaria, y murió de un cáncer implacable en 2003. Dulce Chacón se fue, pero su talento aquí sigue. La Pepita Patiño auténtica la sobrevivió. Falleció hace tres años en Córdoba. Laura Toledo ha investigado profundamente la vida de Pepita antes de interpretar su personaje. Visitó la residencia en la que pasó sus últimos años. Habló con las monjas. Vio su habitación, y esa pequeña capilla, con velas encendidas, a la que Pepita, hermana y esposa de milicianos, acudía, gran creyente, todas las mañanas a rezar a Dios. A rezar con su voz dormida.
Por: Luis Eduardo Siles




 Print   

PORTADA   BASE DE DATOS DE PELICULAS   ARTICULOS DE CINE   ARTICULOS DE TEATRO   PERFILES   LIBROS   ENLACES

Todo el material grafico incluido en esta web se ha utilizado con motivos extrictamente informativos. Aun asi, si alguien considera que su utilizacion pudiera estar vulnerando algun derecho de copyright puede ponerse en contacto con nosotros via correo electronico en direccion@cineyteatro.es para la inmediata retirada de dicho material.

Esta prohibida la utilizacion completa o parcial de los textos incluidos en este portal salvo previa autorizacion, haciendo entonces constar siempre la procedencia del mismo como (c)cineyteatro.es seguido del nombre del autor del texto si este viniera firmado.

Aviso legal


Copyright 2019