logotipo
lunes, 19 de noviembre de 2018
                   
   Minimizar

Teatro | Crítica | 25/10/2018

EL ETERNO SEDUCTOR
Un gran Arturo Fernández protagoniza “Alta seducción” en el teatro Amaya de Madrid

Arturo Fernández significa una vocación profesional. Y un prodigio. Con 89 años sigue interpretando, sin ningún resquicio, a un seductor. Aunque en “Alta seducción”, la obra escrita por María Manuela Reina que Arturo Fernández estrenó hace más de 20 años con un éxito notabilísimo, y con la que ahora cumple su segunda temporada en el teatro Amaya, de Madrid, su personaje, Gabriel, afirma con cierta dosis de fastidio: “¿Pero quién habrá inventado esto de los años?”.

altaseduccion.jpgA Arturo Fernández siempre le ha quedado el esmóking como a nadie. Con 30 años o con 89. Que aprenda James Bond. En “Alta seducción” hay cierta dosis de melancolía. En parte porque parece que Arturo Fernández ha recuperado esta obra para transmitir a los espectadores: Ya no se hace un teatro así. “Alta seducción” es un extraordinario homenaje a la alta comedia, un género en vías de extinción, y que, como en este caso, exige ser sublime sin interrupción. El diálogo es permanentemente ingenioso en medio de situaciones insólitas; los protagonistas son buenos actores y de una elegancia sublime, y hay una atmósfera de distinción que recorre desde la escenografía a la indumentaria de los intérpretes.

A Arturo Fernández hay quien lo ha llamado “el eterno seductor”. El calificativo, con ser cierto, contiene una importante dosis de reduccionismo. Porque Arturo Fernández ha interpretado papeles de todo tipo a lo largo de su prolongada carrera, y casi todos los ha hecho creíbles y de interés para el espectador. Por ejemplo, aquel tipo decididamente detestable de “El Crack 2”, la película de José Luis Garci: Un hombre sin escrúpulos vestido de esmóking en medio del cenagal con música de villancicos como fondo.

Por Arturo Fernández han pasado los años, claro, como por todos, pero han dejado intactas su energía y su voz. Es más, podría afirmarse que su voz es ahora más Arturo Fernández que nunca. “Alta seducción” es una comedia divertida, ingeniosa, que conecta directamente con el mejor teatro del género, no admite una lectura ideológica, pero se trata de una sensacional historia de amor en la que la tensión teatral no decae nunca. Carmen del Valle encarna al personaje de Trudy con talento, inteligencia, dotes de buena actriz, y con un cruce de piernas, como diría el protagonista, superlativo. Y durante la función suena mucho la música de “Casablanca”. El personaje de Gabriel dice: “Unas 20 veces habré visto yo Casablanca".

Tócala otra vez, Arturo.
Por: Luis Eduardo Siles




 Imprimir   

PORTADA   BASE DE DATOS DE PELICULAS   ARTICULOS DE CINE   ARTICULOS DE TEATRO   PERFILES   LIBROS   ENLACES

Todo el material grafico incluido en esta web se ha utilizado con motivos extrictamente informativos. Aun asi, si alguien considera que su utilizacion pudiera estar vulnerando algun derecho de copyright puede ponerse en contacto con nosotros via correo electronico en direccion@cineyteatro.es para la inmediata retirada de dicho material.

Esta prohibida la utilizacion completa o parcial de los textos incluidos en este portal salvo previa autorizacion, haciendo entonces constar siempre la procedencia del mismo como (c)cineyteatro.es seguido del nombre del autor del texto si este viniera firmado.

Aviso legal


Copyright 2018