TRAICIÓN EN FORT KING (1953)

    5
    Titulo original: Seminole
    Año: 1953
    País: EE.UU.
    Duración: 87 min.
    Dirección: Budd Boetticher
    Guión: Charles K. Peck Jr.
    Música: Henry Mancini y Milton Rosen.

    Intérpretes

    Rock Hudson, Barbara Hale, Anthony Quinn, Richard Carlson, Hugh O'Brian, Russell Johnson, Lee Marvin, Ralph Moody, Fay Roope, James Best, John Daheim, Robert Bray, Frank Chase, Peter Cranwell, David Cypert, William Monroe Cypert, Robert Dane, Howard Erskine, Jack Finley, Don Garrett, Don Gibson, Duane Grey, Charles Horvath, Jody Hutchinson, Soledad Jiménez, Robert Karnes, Scott Lee, John Phillips, Walter Reed, Alex Sharp y Earl Spainard.

    Sinopsis

    El joven teniente Lance Caldwell (Rock Hudson), se enfrenta a un consejo de guerra en el que se le acusa de asesinato y traición al Ejército dada su amistad con el jefe de los indios seminolas. Allí recuerda como incorporó a Fort King, recién graduado en la academia de West Point, donde inmediatamente se enfrentó con el mayor Harlan Degan (Richard Carlson), jefe del puesto militar, debido a diferencias de criterios. El mayor quiere ascender a teniente coronel, y para ello, precisa hacer méritos. Se le ocurre una campaña contra los indios seminolas, para expulsarlos de sus tierras. El teniente, perfecto conocedor de la lengua y costumbres seminolas, desaconseja la operación pero, ante la insistencia del mayor, ésta se lleva a cabo, acabando en un gran desastre.

    Comentario

    Un sólido western de Budd Boetticher realizado con anterioridad a las seis películas que integran el famoso ciclo "Ranown" de este director con el actor Randolph Scott como protagonista. En la nueva línea que inauguró Delmer Daves en "Flecha rota", Boetticher, que no contó aquí con Randolph Scott sino con un competente Rock Hudson, ofrece una imagen mucho más humana del indio americano en su lucha por alcanzar la libertad que le ha sido arrebatada por el hombre blanco, una historia del enfrentamiento entre indios y blancos que no cae en ningún momento en el maniqueísmo. La película se benefició de un buen elenco de secundarios entre los que destacan Anthony Quinn y Lee Marvin, y de la fotografía del genial operador Russell L. Metty.