SIN CITY

    4
    Titulo original: Sin City
    Año: 2005
    País: EE.UU.
    Duración: 147 min.
    Dirección: Robert Rodriguez
    Guión: Frank Miller, basado en su propia novela gráfica.
    Música: John Debney, Graeme Revell y Robert Rodriguez. Temas musicales: "Absurd", interpretado por Fluke; "Sensemaya", interpretado por Eduardo Mata con The New Philharmonic Orchestra; "Wrong Baby"; y "Cells", interpretado por the Servant

    Intérpretes

    Mickey Rourke, Bruce Willis, Clive Owen, Jessica Alba, Elijah Wood, Benicio del Toro, Josh Hartnett, Rutger Hauer, Devon Aoki, Alexis Bledel, Powers Boothe, Cara Briggs, Jude Ciccolella, Jeff Dashnaw, Rosario Dawson, Jesse De Luna, Jason Douglas, Michael Clarke Duncan, Tommy Flanagan, Rick Gomez, Carla Gugino, David Hickey, Evelyn Hurley, Greg Ingram, Nicky Katt, Jaime King, Helen Kirk, Michael Madsen, Ethan Maniquis, Jason McDonald, John McLeod, Clark Middleton, Frank Miller, Brittany Murphy, Iman Nazemzadeh, Lisa Marie Newmyer, Tommy Nix, Nick Offerman, Marco Perella, Randal Reeder, David Alex Ruiz, Scott Teeters, Arie Verveen, Patricia Vonne, Shaun Wainwright-Branigan, Danny Wynands y J.D. Young.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival de Cine de Cannes.

    Sinopsis

    Sin City es un mundo duro y despiadado tanto desde fuera como desde dentro. Sólo ilumina la ciudad algún toque de color. Se trata de un lugar lleno de profundos contrastes, que se producen entre los corruptos, ambiciosos e irredimibles habitantes del lugar, y entre los que aún se empeñan en mantener la moral, la esperanza y los desesperados ideales de amor al prójimo. Es una metrópolis imaginaria condenada no sólo a ser mala sino a estallar por culpa de sus impulsos y emociones en estado puro se desarrollan tres historias: la de Marv (Mickey Rourke), un matón callejero sediento de venganza tras la pérdida del amor de su vida; la de Dwight (Clive Owen), un investigador privado que no se detiene ante nada para proteger a sus amigos y la de John Hartigan (Bruce Willis), el último policía honrado de Sin City. No hay superhéroes en Sin City, sólo hay tipos duros, casos difíciles, pistolas, chicas, amantes y perdedores que se deslizan en la oscuridad de la noche. Marv es un matón forzudo y abandonado a su suerte. Una noche, Marv encuentra a una mujer que le demuestra lo que significa la ternura, una diosa de la belleza llamada Goldie (Jaime King). Pero al amanecer aparece muerta y Marv se entrega en cuerpo y alma a la búsqueda de su asesino. Mientras conserva su cadáver en la cama, peina la ciudad para vengarse de la pérdida del único amor que había sentido en su corazón. Marv se encuentra con un villano terrible, el escalofriante caníbal Kevin (Elijah Wood). Mientras, el detective privado Dwight, se empeña una y otra vez en dejar atrás los problemas a pesar de que no consigue deshacerse de ellos. Dwight es un antiguo reportero gráfico muy poco sentimental y la única persona en que pueden confiar las mujeres de Old Town. Está intentando dar un cambio a su vida. Pero cuando las mujeres de Old Town se enfrentan a The Mob, y un policía aparece muerto en el casco antiguo de la ciudad. Dwight se dedicará en cuerpo y alma a proteger a sus amigos entre las damas de la noche. Dwight, se ve enfrentado a la despiadada a la vez que angelical Gail (Rosario Dawson), una mujer con botas mosqueteras de tacones vertiginosos que empuña un subsufil Uzi, líder de las prostitutas de Sin City, que le salvó una vez la vida y que le había ayudado a forjarse una nueva identidad. Cuando la camarera Shellie (Brittany Murphy) se fija en Dwight, despierta la ira de Jackie Boy (Benicio Del Toro), un hombre que había sido honrado, pero que ahora es otro policía corrupto que crea más de un problema en el Old Town de Sin City, y se produce un gran altercado. Jackie fue un héroe, pero perdió la cabeza. Se ha convertido en un arrogante, un tipo que cree que puede salirse siempre con la suya. Es un hombre muy autosuficiente con licencia para matar. En la refriega interviene también Miho (Devon Aoki), la chica más letal y silenciosa de Old Town, una especie de samurai urbana. También aparece Manute (Michael Clarke Duncan) un hombre tan enorme que un puñetazo suyo es como un tren descarrilado, además es enigmático y letal. Es el arquetipo del guardaespaldas, un hombre que no acepta órdenes de nadie. Le han disparado, hecho pedacitos, pero nunca retrocede. Si hay un héroe en Sin City, ese es John Hartigan (Bruce Willis). Es el último policía honrado de la ciudad, y está a punto de jubilarse. Al principio, es una persona que desea volver a casa con su mujer y alejarse de esta ciudad de crimen y perdición. Pero su sueño no se puede cumplir por culpa de un descuido. Deberá salvar a Nancy Callahan (Makenzie Vega), una niña de 11 años, de las garras del perturbado y sádico, hijo del senador Roark Jr., también conocido como Ese Bastardo Amarillo (Nick Stahl), un sociópata demente que con el tiempo se transformó en una criatura de aspecto tan desagradable, y terriblemente apestosa como su personalidad. Hartigan tiene un sentido muy elevado de la moral y de la ética y entrega su vida por la de esa niña. Pero Nancy (Jessica Alba) es también una exótica bailarina de 19 años que ilumina la oscuridad de la ciudad.

    Comentario

    Robert Rodríguez, director de "Desperado", "Four Rooms", "Abierto hasta el amanecer", "The Faculty", "El mexicano" o "Spy Kids", lleva a la pantalla el cómic homónimo de Frank Miller, contando Quentin Tarantino como "director invitado". La película, ambientada en una ciudad corrupta, con personajes fascinantes y ambiguos y grabada en interiores mediante increíbles técnicas digitales, es una historia con una violencia de cómic, tan exagerada, que a veces roza más lo fantástico que lo real. Medio Hollywood apareció en el reparto dando vida a personajes muy ultraviolentos. Bruce Willis, Benicio Del Toro, Elijah Wood, Michael Madsen, Mickey Rourke, Clive Owen, Jessica Alba, Josh Harnett, Carla Gugino y Brittany Murphy protagonizan esta película que contiene tres historias de tres hombres perdidos en el caos que ponen en riesgo su piel por salvar la de las mujeres de sus vidas en una ciudad envuelta por la bruma. Lo más interesante está en la forma con la que se narran las historias, con escenas parecen viñetas de tebeos. La película está rodada en blanco y negro pero con algún tono de color en cada plano, como puede ser el rojo de la sangre y su estética sombría remite a los clásicos del cine negro de los años 30 y 40.