LA DECENTE (1970)

    2
    Titulo original: La decente
    Año: 1970
    País: España
    Duración: 98 min.
    Dirección: José Luis Sáenz de Heredia
    Guión: José Luis Sáenz de Heredia, basado en la comedia homónima de Miguel Mihura
    Música: Antón García Abril.

    Intérpretes

    Concha Velasco, Alfredo Landa, José Luis López Vázquez, Fernando Guillén, María José Román, Julia Caba Alba, Sergio Mendizábal, Antonio Alfonso, Julián Navarro, Blanca Sendino, Roberto Cruz, Alfredo Santa Cruz, Guillermo Carmona y José Mata.

    Sinopsis

    Nuria (Concha Velasco) y Roberto (José Luis López Vázquez) se conocen en un viaje que ella hace para ir a contraer matrimonio. Roberto, hombre dedicado a la ornitología, se enamora de la joven avasalladoramente. Al correr del tiempo vuelven a encontrarse. Nuria está ya casada con un escritor e historiador, que para estar tranquilo se ha refugiado con Nuria en un chalet vecino al de Roberto. En la visita de Nuria a Roberto ella le dice que le ama, pero que como es muy decente y está casada este amor es imposible, a no ser que el marido muera. El verdadero motivo de la visita es que Nuria quiere que el ornitólogo mate a su marido. Roberto, horrorizado, se niega. Ama a Nuria, pero no hasta el punto de cometer un crimen. Roberto pasa la noche entre su amigo Pepe (Fernando Guillén) y Paloma (Josele Román), una muchacha de vida alegre. Roberto ya tiene su coartada. Y a la mañana siguiente el marido de Nuria aparece muerto. El comisario Miranda (Alfredo Landa) sospecha de Roberto, de Nuria -que, por supuesto, tiene sólida coartada- y de Pepe, antiguo enamorado de Nuria. Al final, resueltos todos los problemas de coartadas de los protagonistas, se identifica a la persona asesina, que era la menos sospechosa.

    Comentario

    José Luis Sáenz de Heredia lleva a la pantalla la comedia homónima de Miguel Mihura realizada con el habitual oficio del que siempre hizo gala este director, que sigue fielmente el texto teatral. A destacar el eficaz reparto donde, junto a Concha Velasco (por entonces compañera del director), Alfredo Landa o Jesé Luis López Vázquez, destaca la sobriedad de Julia Caba Alba.