FUEGO EN EL CUERPO (1981)

    4
    Titulo original: Body heat
    Año: 1981
    País: EE.UU.
    Duración: 113 min.
    Dirección: Lawrence Kasdan
    Guión: Lawrence Kasdan
    Música: John Barry. Temas musicales: "You Can't Always Get What You Want", interpretado por The Rolling Stones; "Joy to the World", interpretado por The Three Dog Night; y "Feel Like a Number", interpretado por Bob Seger.

    Intérpretes

    Kathleen Turner, William Hurt, Richard Crenna, Ted Danson, J.A. Preston, Mickey Rourke, Kim Zimmer, Jane Hallaren, Lanna Saunders, Carola McGuinness, Michael Ryan, Larry Marko, Deborah Lucchesi, Lynn Hallowell, Thom Sharp, Ruth Thom, Diane Lewis, Robert Traynor, Meg Kasdan, Ruth P. Strahan, Filomena Triscari, Bruce A. Lee, Ramiro Velasco. Tomas Choy y Servio T. Moreno

    Premios

    Nominada al Globo de Oro a la Actriz Revelación (Kathleen Turner). Nominada al Premio BAFTA de la Academia Británica de Cine a la Mejor Nueva Actriz (Kathleen Turner)

    Sinopsis

    El verano se ha adentrado en las afueras de Miami con una extraña mezcla de humedad y calor sofocante. Como no puede dormir, una tórrida noche Ned Racine (William Hurt), un abogado de poca monta, sale por las noches a pasear por el malecón. Inesperadamente, su destino se cruza con el de Mary Walker (Kathleen Turner), una mujer deslumbrante muy sensual que resulta ser la esposa de un anciano multimillonario. La chispa erótica surge de inmediato entre ellos dando rienda suelta a una relación desenfrenada. Pronto la relación parece transformarse en un apasionado idilio, pero las intenciones de la señora Walker van por otro camino. En realidad, lo tiene todo calculado para que Racine se convierta en el asesino de su marido y ella cobrar el seguro de vida. Racine se convence de que ha sido utilizado por su amante, que sólo aspira a hacerse con la fortuna de su esposo.

    Comentario

    El debut de Lawrence Kasdan como director, tras una etapa como guionista (suyo fue el guión de "En busca del Arca perdida" entre otras grandes películas), es este caliente thriller que homenajea al cine de género de los años 40. Una excelente serie negra realizada con una maestría y un conocimiento del género nada habitual en una primera obra. Mezcla de sexo, calor y muerte. La película, por encima de la trama de intrigas, traiciones, deseos y asesinatos, es sobre todo el reflejo de una atmósfera asfixiante que condiciona hasta el límite el comportamiento de los protagonistas. Fue el filme que no sólo consagró a Kathleen Turner sino que la convirtió en el mito erótico de los años 80. Su trabajo es muy brillante, al igual que el de William Hurt. La química entre ambos no sólo es perfecta, sino que entra en combustión cada vez que se relacionan.