EL NIÑO DE BARRO

    1
    Titulo original: El niño de barro
    Año: 2007
    País: Argentina - España
    Duración: 95 min.
    Dirección: Jorge Algora
    Guión: Christian Busquier, Jorge Algora y Héctor Carré.
    Música: Nani García.Tema musical: “Pequeño paria”.

    Intérpretes

    Maribel Verdú, Juan Ciancio, Chete Lera, Daniel Dreire, Sergio Boris, Óscar Alegre, Rolly Serrano, Abel Ayala, Shahir Jaller, Pablo Krynsky, Milagros González Gutiérrez, Nicolás Torcanowsky, Eugenia Aguilar, Gabriel Atum, Emilio Bardi, Rodrigo Barrena, Carla Benítez, Daniel Benítez, Arturo Berrnet, Kelena Bojko, César Bordón, Gustavo Cabe, Mónica Cabrera, Ana María Castel, Román Casullo Blanco, Sebastián Duarte, César Ferro, Tomás Gardano, Jonathan Gruber, Patricio Guerty, Enzo Hoffman, Sebastián Italiano, Carlos Kaspar y Mónica Lairana.

    Premios

    Nominada al Goya a la Mejor Canción (“Pequeño paria”)

    Sinopsis

    Buenos Aires, 1912, una ciudad llena de emigrantes europeos, llena de corrupción y barrios marginales. Una serie de brutales asesinatos a menores se propaga por toda la ciudad. El joven Mateo (Juan Ciancio), un niño de 10 años, esconde un secreto: a veces su mente le conduce a un oscuro lugar de la memoria donde es testigo de los asesinatos. Al descubrirse su secreto, Mateo se convierte en el principal sospechoso. Estela, su madre (Maribel Verdú), con el apoyo del forense de la policía, el Dr. Soria (Chete Lera), tratan de encontrar una explicación racional a las visiones y así minar el escepticismo del Comisario Petrie (Daniel Freire). Pero los asesinatos siguen ocurriendo….Y el caos termina por adueñarse de la situación.

    Comentario

    Coproducción hispano argentina que se inspira en los crímenes de Cayetano Santos Godino, alias "El Petiso Orejudo": el primer niño asesino en serie de la historia, que sucedió en Buenos Aires en 1912. Es la ópera prima de Jorge Algora que ha envuelto la trama en una ciudad de emigrantes gallegos, italianos, franceses, alemanes, en una época que se ha convertido en mítica. La angustia, la impotencia y el vacío circulan por las calles de la mano de prostitutas, policías corruptos y pederastas, mostrando cómo la desintegración social conduce al caos.