EL MONSTRUO DE TIEMPOS REMOTOS

    3
    Titulo original: The beast from 20.000 fathoms
    Año: 1953
    País: EE.UU.
    Duración: 80 min.
    Dirección: Eugène Lourié
    Guión: Eugène Lourié, Louis Morheim y Robert Smith, basado en la novela de Ray Bradboury The Beast from 20,000 Fathoms.
    Música: David Buttolph.

    Intérpretes

    Paul Hubschmid, Paula Raymond, Cecil Kellaway, Kenneth Tobey, Donald Woods, Lee Van Cleef, Steve Brodie, Ross Elliott, Jack Pennick, Ray Hyke, Michael Fox, Alvin Greenman, Frank Ferguson, King Donovan, Vera Miles, Paul Picerni, Fred Aldrich, James Best, Edward Clark, Robert Easton, Roy Engel, Franklyn Farnum, Bess Flowers y Joe Gray.

    Sinopsis

    En lo recóndito del círulo polar ártico, un grupo de científicos prueba una bomba atómica, experimento que perturba el sueño de un gigante rhedosaurus, una mezcla entre un terópodo y un saurópodo, congelado durante más de 100 años y cuyo deshielo provoca su vuelta a la vida tras haber permanecido congelado durante millones de años. El único que presencia el renacimiento de la criatura es un científico, miembro de la expedición, quien pese a esforzarse por comunicárselo a sus compañeros es ignorado completamente, atribuyéndose su obsesión a trastornos debidos a la prolongada estancia en el Polo. Tras varios intentos fallidos, el científico será creído por un profesor y su bella ayudante, de quién inmediatamente queda prendado. Mientras ellos hacen lo posible por localizar al enorme saurio, éste cruza el océano dirigiéndose a Manhattan. El científico intenta alertar a las autoridades de Nueva York, que tampoco le creen. Sin embargo los peores presagios se confirman cuando el monstruo llegue a la gran metrópolis, sembrando el pánico entre la población, destrozando cuanto encuentra a su paso y comiéndose a algunos policías excesivamente intrépidos. Finalmente podrá ser exterminado en Coney Island mediante un isótopo radiactivo.

    Comentario

    Primera película sobre monstruos prehistóricos de éxito que sirvió de pauta para la larga saga posterior, una buena muestra del cine de ciencia-ficción de la década de los años 50, con efectos especiales firmados por el gran Ray Harryhausen que por primera vez tenía aquí el control total sobre ellos y que debutaba como creador de figuras animadas para el cine, siguiendo de cerca de King Kong. El filme está inspirado en un relato corto de Ray Bradbury y es un claro precedente del mito japonés de Godzilla. Tras un experimento nuclear, un deshielo provoca la vuelta a la vida de un dinosaurio, que sembrará el pánico entre la población.